LeBron James Royal Oak Offshore

Audemars Piguet. Excelencia en Relojería.

La firma relojera suiza con más de 135 años en el Mercado lanza su nueva edición limitada Audemars Piguet LeBron James Royal Oak Offshore, un cronógrafo que representa los valores de la prestigiosa casa suiza: respeto, integridad, exclusividad, inspiración, pasión y sofisticación.

El nuevo modelo de cuerda automática es tan bello como sus predecesores. Posee una caja de oro rosa de 18 quilates y bisel de titanio. El ancho de la misma es de 44.00 mm, y su grosor de 17.00mm. Para diseñarlo, expertos relojeros suizos se inspiraron en el embajador de la marca y jugador de la NBA James LeBron quien comprende a la perfección la filosofía de la casa. Es que para este deportista, dominar las reglas es clave para poder romperlas.

De una sobriedad única, esta edición limitada de 600 unidades cuenta con cristal de zafiro anti réflex en la caja y el fondo donde se encuentra la firma de James LeBron en azul; y 59 rubíes entre sus componentes. La corona y los pulsadores son de cerámica negra, mientras que el pulsador superior tiene diamantes engastados. Los protectores de los pulsadores son de oro rosa y caucho gris. La capacidad de estanco de esta maravilla de la relojería es de 100 metros.

El diseño de la esfera es gris con motivo Méga Tapisserie, con contadores grises y números arábigos aplicados en oro rosa. Otro rasgo delicado son sus manecillas de oro rosa con revestimiento luminiscente y bisel interior gris.

A tono con todos los elementos que componen el reloj, la correa se realizó en piel de cocodrilo gris y fue cosida a mano. La hebilla es de oro rosa, al igual que las demás piezas del cronógrafo. Para quienes deseen cambiar la correa, la pieza trae una adicional elaborada en caucho gris.

Algunas particularidades que contiene esta obra maestra son el impecable mecanismo cronógrafo de levas, la masa oscilante montada sobre rodamiento de bolas de cerámica, los ángulos de los puentes cepillados con diamante, el acaracolado invertido en los puentes y la parada del volante durante la puesta en hora.

Esta misma meticulosidad de trabajo que las familias Audemars y Piguet han mantenido desde 1875 hasta nuestros días se traspasa hacia sus figuras de referencia. Es por eso que a la hora de seleccionar a sus embajadores la casa de relojería suiza cuida que éstos representen y compartan sus mismos valores. De ahí que hayan estado entre sus filas personalidades destacadas del deporte como el piloto de fórmula uno Michael Schumacher, el futbolista Lionel Messi, el golfista Miguel Ángel Jiménez, y el jugador de cricket Sachin Tendulkar; todos ejemplo de tenacidad y talento.

Su actual embajador, James LeBron también posee las cualidades necesarias para ser embajador de Audemars Piguet. Sus impactantes logros en la NBA que lo llevaron a ser nombrado el jugador más valioso del mundo por segundo año consecutivo, algo que parece imposible de lograr. Las cifras de su desempeño son arrasadoras: el jugador promedió 26.8 puntos, 8 rebotes y 7.3 asistencias por partido en la temporada de 2012-2013. Además se convirtió en el jugador más joven en alcanzar las 8 temporadas con 2 ' 000 puntos en cada una de ellas, lo que también hizo que fuera el jugador más joven en alcanzar 20 ' 000 puntos. El esfuerzo realizado por LeBron para mejorar y superarse lo convirtió en un símbolo de integridad y liderazgo para el resto del mundo.

Todo el éxito obtenido por el jugador se basa en sus ideales: establecer metas para el equipo  y  para  sí  mismo;  jugar  y  ganar  no  solo  gracias  al  talento  sino  también  al  intenso entrenamiento y a una voluntad de hierro. Y esta es la filosofía sobre la que se funda Audemars Piguet para desarrollar sus mejores piezas de relojería en el Valle de Joux.

www.audemarspiguet.com

MÁS ARTÍCULOS