Excelencia en Hotelería

Sofitel Montevideo

Clase, elegancia, pero por sobre todas las cosas distinción, son solo algunos de los tantos adjetivos que pueden describir la impronta Sofitel. Una de las cadenas hoteleras más importantes del mundo presente en los cinco continentes y en más de 40 países, también esta presente en la coqueta y emblemática ciudad de Montevideo, Uruguay.
Sofitel Montevideo, el hotel más lujoso de la ciudad, distingue a primera vista por estar ubicado en un palacio que respira art de vivre a la francesa en cada rincón, en cada ambiente y que recupera su aire para seguir siendo testigo de historias sin precedentes, de momentos memorables.
Su edificio está ligado a Francia desde su propio nacimiento. El arquitecto galo Gastón Mallet (que trabajó junto al suizo Jacques Dunant) creó un proyecto tan majestuoso y  audaz como perdurable, que nos lleva a Francia apenas lo vemos. Pequeños detalles destacan la impronta art de vivre tan característica de Sofitel; en el lobby el encuentro de pasado y presente es instantáneo. Los inmensos vitrales originales se reflejan en el novel piso de mármol. Las arañas de cristal despliegan su luz sobre el mobiliario original totalmente restaurado. Los vanguardistas sillones de líneas definidas y las antiguas sillas talladas a mano en madera, rodean una gran mesa de espejo y vidrio. Un ambiente claro, luminoso, atrapante que invita a quedarse y a continuar conociendo el lugar. En el launge bar Thays, la protagónica y audaz barra helicoidal, genera un juego visual con el piso de mármol negro y blanco, y le da una impronta notable al lugar. Cueros rojos y marrones en tapicería, bergères de tradición francesa con aire contemporáneo. La Tea Gallery, la veranda del antiguo hotel, se  convirtió en la elegante transición entre exterior y el lujoso lobby. Las mesas de mármol beige, los altos sillones semicirculares, los inmensos cortinados, dan el marco de postales constantes y diversas que ofrece la vista al río.
Asimismo, la gastronomía de su chef mantiene la esencia de cada materia prima, respetando su sabor, aroma, textura y características particulares. Platos típicos de la cocina francesa o propuestas nacionales con un toque galo son fieles a los gustos únicos de sus ingredientes, servidos todos ellos en el principal Restaurante 1921, llamado así en honor al año de fundación del emblemático edificio.
Pero quizás uno de los elementos más sorprendentes de Sofitel Montevideo Casino Carrasco & Spa, son las habitaciones y suites; un viaje al pasado con las comodidades y tecnología de hoy. El fuerte espíritu residencial que caracteriza el edificio se respira en cada una de sus 93 habitaciones y 23 suites que tienen vista privilegiada hacia el río o de frente a la Iglesia Stella Maris, donde los eucaliptus y las casas de la zona residencial, componen un cuadro de otra época.
Los valores Sofitel están asociados a una pasión por la excelencia, a la creación de una esencia de encanto y un espíritu de apertura. De esta manera, se crea un equilibrio armonioso entre el placer de sentirse en casa y el exótico sentimiento de estar en otro lugar. Sofitel Montevideo Casino Carrasco & Spa no escapa a esta idea, y en un lugar único, exclusivo, resurge el pasado y respira un presente de encanto y magia.

MÁS ARTÍCULOS