Christophe Claret Kantharos

Una Pieza de Excelencia

Diseñado con una estética única y con una fascinante mecánica integrada, la creación de Christophe Claret es una pieza admirable de la alta relojería.

Su nombre procede de otros tiempos: Kantharos, un pura sangre victorioso hijo de Coeur de Lion. Dentro de la relojería Kantharos se impone con el mismo vigor como el rey de los cronógrafos. Su mecanismo de fuerza constante garantiza una precisión soberana y su timbre catedral suena con cada cambio de función del cronógrafo automático. Este concepto creado por Christophe Claret para el Dual Tow permite escuchar el inicio y la parada antes de leerlos en la muñeca. Para este impactante desarrollo Claret se inspiró en el mundo del deporte: observó a los atletas que salen del bloque de salida al escuchar el ruido de la bala; a los boxeadores que dan inicio a la pelea tras escuchar el gong; a los caballos que corren luego de la señal de salida. Por eso es que Kantharos integra la medición de los tiempos cortos en un ingenioso sistema de sonería que se activa con los modos start, stop y reset.

Además de esta destacable innovación, el cronógrafo es rendidor y fiable. Su sistema de embrague con doble cara permite evitar el salto de la aguja al inicio del cronógrafo, logrando una mayor precisión de la medición.

Otro aspecto destacable es el escape de fuerza constante situado a las 6h, cuya función es la de disminuir los desfases de marcha del reloj. La energía integrada al escape es constante desde el principio hasta el final de la reserva de marcha. Este complejo mecanismo se luce debajo de un puente de zafiro angulado que exhibe la pericia de los maestros relojeros.

La perfección técnica de Kantharos también se ve reflejada en su sobrio diseño. La esfera de estratos combina magistralmente con los efectos de profundidad y transparencia, ampliando el campo visual y capturando la luz. Allí se encuentran las agujas de titanio y rubíes que marcan los minutos y las horas. Para una mejor visualización nocturna están realzadas con material luminiscente Super Luminova. Para complementar el protagonismo de las agujas, los números e indicadores de las horas son de carácter discreto. Los contadores –diseñados como si fueran el cuadro de mandos de un avión- añaden carácter al diseño con un original sistema de presentación con disco.

Uno de ellos, en zafiro, muestra los números; el segundo -que es blanco y negro- cuenta con un indicador en rojo. Los colores de las agujas, el empedrado, los datos temporales y los pespuntes de la correa de aligátor se combinan en perfecta armonía.

Detallista como pocos, el movimiento mecánico de carga automática de Kantharos dispone de los primeros componentes fabricados a base de M-15X. Este es un novedoso material que se utiliza para fabricar acero laminado y que desarrolla la empresa L. Klein SA. El M-15X permite alcanzar una microestructura homogénea y una textura extremadamente fina. Pionero en la utilización de este material para la relojería Christophe Claret demuestra su búsqueda constante de innovación a nivel de materiales y complicaciones relojeras.

El movimiento de la pieza –alojado en una caja de titanio y oro blanco de 45 mm de diámetro- es sumamente complejo y está integrado y unificado para lograr una mejor estética. El  rotor de platino puede presumir de una mejor inercia. La reserva de marcha se prolonga hasta las 48 horas.

Visible a través del fondo de zafiro y dotado de 75 rubíes, el calibre no oculta el refinamiento de sus  acabados. Entre  sus  558  componentes,  el  resorte  cuello  de  cisne  y  la  masa oscilante presentan extremos realizados a mano con la destreza que caracteriza a la alta relojería. El gallo, por su parte, se adorna con un rubí de talla brillante. Todos los detalles de esta magnífica pieza simbolizan la excelencia de la firma Claret.

www.christopheclaret.com

MÁS ARTÍCULOS