A. Lange & Söhne

Una Época de Descubrimientos

La familia de relojes 1815 de A. Lange & Söhne debe su nombre al fundador de la industria relojera de precisión sajona, Ferdinand A. Lange, quien nació en Dresde en 1815. Ese mismo año marca momentos decisivos en Europa: Napoleón pierde su última batalla en Waterloo. El Congreso de Viena crea un nuevo orden mundial. En una nueva geografía, el reino de Sajonia se redujo a un tercio de su dimensión original. Pero los sajones compensaron esta pérdida de influencia política al promover la educación, el arte y la cultura. El Jardín Botánico de Dresde, fundado en 1815, es una manifestación de este periodo de ilustración científica a inicios del siglo XIX, durante el cual, Ferdinand A. Lange participa también al hacer que su visión empresarial se hiciera realidad.

La historia del Jardín Botánico de Dresde es memorable y emocionante. En 1815, la Academia de Cirugía y Medicina recibió una porción de tierra para establecer un Jardín Botánico. Cinco años después, una festiva ceremonia marcó su inauguración. Heinrich Gottlieb Ludwig Reichenbach, uno de los más reconocidos científicos naturistas de su época, fue elegido Director. Gracias a sus excelentes contactos con la familia real Sajona, la nueva institución científica contó con algunos privilegios y apoyos financieros. Otros cinco años después el jardín contaba ya con un universo de 7.800 especies. En comparación con otras instituciones de su tipo, esta cuenta con un inventario excepcional y explica el por qué el Jardín Botánico de Dresde es tan reconocido.

A inicios del siglo XIX, Dresde evoluciona hasta convertirse en un bastión de las ciencias como tal. El Salón de las Matemáticas y la Física influyó en la cultura tecnológica de la ciudad, convirtiéndose en la máxima autoridad en todos los asuntos relacionados con la medición del tiempo. El Instituto de Educación Técnica se funda en 1828. Otorgando entrenamiento en oficios técnicos y en su instrumentación para soportar el rápido avance de la era industrial. Un aspirante a relojero, Ferdinand A. Lange es uno de sus primeros y más reconocidos estudiantes.

Actualmente, el Jardín Botánico es una vibrante sección científica de avanzada de la Universidad Tecnológica de Dresde, originada a partir del Instituto de Educación Técnica. Alberga a más de diez mil especies de plantas de todo el mundo y se ubican entre los más famosos jardines botánicos de Europa. El Alpinium, con sus formaciones rocosas verticales que recuerdan a las columnas basálticas de los acantilados gigantes de la costa norte de Irlanda, es una de sus principales atracciones. Se ha preservado también la base de un tronco de un cedro cuyos anillos anuales marcan los años fatídicos de Dresde. Es ahí donde los fotógrafos tomaron las imágenes del 1815 Ratrappante Perpetual Calendar y del 1815 Up/Down. Ambas imágenes evocan recuerdos de Ferdinand A. Lange y sus legendarios relojes de bolsillo, los que se encuentran imbuidos con la esencia de una entusiasta época científica.

www.alange-soehne.com

MÁS ARTÍCULOS